MISIÓN, VISIÓN, VALORES Y COMPETENCIAS CRÍTICAS (2012)

MISIÓN

“Mientras haya en el Sagrario un “Hambriento” y pobres hambrientos junto al Sagrario, no habrá tiempo en esta Obra para pensar, hablar, comentar o tratar otros intereses que no sean la Eucaristía y los pobres” (D. Baltasar)

 

prueba 1 ideario

 

Nuestra misión es continuar y propagar la Obra de nuestro Fundador, quien creó esta Institución católica de carácter benéfico-docente (1923) para paliar y satisfacer las necesidades materiales y morales de un barrio marginal coruñés (barrio de Atocha) y elevarlo a un nivel de Dignidad Humana y Ética (“La educación es la más noble de las empresas y el mejor bien que se puede hacer al hombre”, Baltasar Pardal Vidal, Fundador).

Nuestra labor apostólica, misionera, educativa, catequética, parte de la visión de que todos somos miembros de la Iglesia, cristianos que tenemos que descubrir a Jesús en nuestra vida y para eso las Hijas de la Natividad de María ofrecemos al mundo y a la Iglesia una Espiritualidad que es camino de santidad, fundamentada en la frase evangélica: “Si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos”. (Mt. 18, 3)

Los centros de La Grande Obra de Atocha tienen como base cuatro pilares: Gran Cocina, Gran Escuela, Gran Taller y Gran Iglesia.

 

prueba 2 ideario

 

Nuestros Centros, fieles a su fundador Don Baltasar, están dedicados a los niños y familias, sin discriminación alguna, dando preferencia a los más necesitados, tanto material como espiritualmente, ofreciendo una formación integral y armónica de la persona a nivel humano, intelectual y cristiano:

  • Humano: Nuestros Centros se interesan por las necesidades materiales y afectivas de la persona. Acogen con calor de hogar a los alumnos, optando siempre por los más necesitados y atendiendo preferentemente a los que se encuentran en mayor dificultad: inmigrantes, hijos de drogodependientes, niños de centros de acogida, de familias desestructuradas,…
  • Intelectual: Atendemos a las distintas necesidades educativas y formativas, favoreciendo la creatividad en el uso de recursos visuales, plásticos, musicales…, desde Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato, Ciclo Formativo y PCPI y, también actividades para adultos; fomentando un clima escolar ordenado, alegre y afectuoso pero a la vez exigente, donde los valores de esfuerzo, deber, respeto y disciplina se vean fortalecidos.
  • Cristiano: El amor a la Eucaristía y a María son los pilares de nuestra espiritualidad. Seguimos los principios y enseñanzas de Don Baltasar a través de una formación catequética y misionera. Pretendemos llegar a la vivencia de la Infancia Espiritual mediante una fe sencilla que siente a Dios como Padre. La alegría, la sencillez, la transparencia, la sinceridad, la gratitud, el espíritu de familia, la sensibilidad ante las necesidades de los demás… son características de nuestra identidad. “Os quiero muy sencillas y muy alegres, que no se pierda este espíritu” (D. Baltasar)

Y todo ello enmarcado en una constante y estrecha colaboración con los tres ejes principales de la Educación: la Familia, la Sociedad y la Iglesia, cuyo apoyo consideramos esencial en el desempeño de nuestra labor.

VISIÓN

“Una mirada dulce para el niño, la palabra de cariño al enfermo y las acciones humildes practicadas con el pobre, serán siempre el mejor tesoro de La Grande Obra”. (D. Baltasar)

 

prueba 3 ideario

 

Pretendemos, en un horizonte temporal de diez años, que los alumnos/as cuando salgan de nuestros centros sean personas libres, creativas, flexibles, autónomas, comprometidas socialmente, que tengan un proyecto de vida, un compromiso cristiano, e intelectualmente competentes.

Queremos “Participar en la  función apostólica y evangelizadora de la Iglesia, preferentemente a través de la acción catequética, el espíritu misionero, la educación de la infancia y juventud, la atención a los más pobres y  la promoción cristiana integral de la mujer”(Estatutos. Art.3-b);  ser percibidos como Centros Educativos Católicos, cercanos y abiertos a todas las necesidades actuales, mediante la entrega generosa de los educadores, del personal no docente y de los colaboradores del centro, en un ambiente de fraternidad, sencillez, alegría y amistad, favoreciendo experiencias personales de crecimiento. Escuelas en constante reflexión sobre la acción educativa, comprometidas en la consecución de nuevas metas–objetivos, afrontando los cambios como retos ilusionantes para conseguir alumnos/as felices, y personal, social y espiritualmente competentes.        

Queremos incidir en el entorno elevándolo y transformándolo desde los valores del Evangelio, “Abierto a las necesidades del mundo según los signos de los tiempos” (Est,art,3-d). “Hacer presente a Cristo en el mundo mediante el testimonio personal”(V.C. nº 72), es decir, construir una comunidad eucarística que acoja, alrededor de su mesa, el amor a Dios y a María, e insistiendo en que es la familia el principal vínculo social que hace presente y real el mensaje de Jesús.

Queremos personas que asuman el liderazgo y tomen decisiones, aceptando a los distintos líderes del centro, que innoven, siendo creativas,  comprometidas y con coherencia de vida.

Queremos familias implicadas en el proceso educativo de sus hijos, que participen en su formación integral según nuestros valores, y que colaboren y respeten al centro en su labor educativa.

VALORES

“El mejor libro del maestro es el Niño”.(D. Baltasar)

Nuestros Centros desarrollan su labor educativa, con el espíritu y estilo de D. Baltasar, en sintonía con la familia, de la mano de la cultura y en contacto con la naturaleza, caracterizados por:

  • Un proyecto integral cuyo centro son LA EUCARISTÍA Y MARÍA.
  • Apertura a la transcendencia.
  • Ayuda a descubrir y asumir una jerarquía de valores que dé sentido a la vida.
  • Ambiente de fraternidad, alegría y amistad.
  • Espíritu de familia, con calor de hogar.
  • Apertura a todos, especialmente a los más necesitados.
  • Sensibilidad ante las necesidades de los demás.
  • Sencillez en el trato, en la organización y en las celebraciones.
  • Entrega generosa de los educadores.
  • Atención y respeto  a la diversidad.
  • Integración en el medio social y cultural inmediato.
  • Una educación para la solidaridad entre los hombres y entre los pueblos intentando caminar, abiertos a otras culturas, hacia una fraternidad universal.

Mi deseo es quedar entre los niños para continuar haciendo con ellos la visita a Jesús Sacramentado”. (D. Baltasar)

 

prueba 4 ideario

 

Para ello, el salón – capilla es un lugar de encuentro diario, de acción de gracias y ofrecimiento a nuestro Padre – Dios, con oraciones, cantos, música… recurso que alegra, impulsa, anima, para un mejor comienzo del día.

COMPETENCIAS CRÍTICAS

Entre nuestros puntos fuertes tenemos:

  • Una educación de calidad avalada por reconocimientos externos.
  • Asociaciones vinculadas al Centro.
  • Personal docente implicado en las nuevas tecnologías, en la educación en el tiempo libre…, que hacen que el Centro permanezca en constante dinámica.
  • Clima laboral bueno
  • Tenemos Líderes que permiten marcar una misma línea de trabajo.
  • Estabilidad en los puestos de los líderes
  • RRI, Proyecto Educativo, Valores y Plan de Formación común.
  • Estabilidad laboral de nuestro personal
  • Sistemática unificada en el diseño y despliegue de procesos
  • Grupos de Pastoral Educativa y Vocacional.
  • Actividades formativas para adultos
  • Intervención del Centro en la solución de necesidades materiales y educativas.
  • Atención específica a los alumnos/as procedentes de otras culturas.